LA RSC EN TIEMPOS DE CRISIS


Publicación: 08-03-2010 | Mastersadistancia.com
Compartir en:
articulo imagen

Las empresas actuales apuestan no sólo por modelos centrados en la consecución de beneficios, sino que se comprometen a ser modelos eficientes, generadoras de empleo y solidarias con el entorno.

La situación financiera actual demanda de las empresas no sólo que se centren en los aspectos materiales como la consecución de beneficios, sino también que encaminen sus esfuerzos hacia prácticas más solidarias. De este modo, las empresas del siglo XXI están priorizando la Responsabilidad Social Corporativa (RSC) frente a otras prácticas para mitigar los efectos de la crisis.

El compromiso es serio, las empresas de hoy día buscan ser eficientes, competitivas y generadoras de empleo siendo solidarias tanto con los trabajadores como con el entorno. Comprometerse con la sociedad es fundamental, pero ha de ser un fenómeno recíproco; los trabajadores deben sentirse identificados con los valores de la empresa, así como poner de su parte para mejorar el ambiente laboral. Por su parte, se trate de una gran multinacional, una PYME o una empresa particular, la empresa debe ser consciente de todas las necesidades de sus trabajadores y fomentar sobre todo valores de integración, participación, o empatía con la empresa.

La RSC trata de cuidar el capital humano que conforma la empresa y apostar en primer lugar por las personas para poder diseñar estrategias que supongan un avance y desarrollo futuros. Tanto las administraciones como los empresarios tienen que abogar por políticas más solidarias enfocadas a los trabajadores, como las relacionadas con seguridad laboral, conciliación de la vida laboral y personal, políticas sociales... de esta manera los trabajadores se sentirán más cerca de la empresa y su vinculación será mayor. Sin embargo, no sólo se extiende a la rama laboral, la RSC va más allá, preocupándose también por temas de rabiosa actualidad como el medio ambiente, adoptando medidas más responsables hacia el entorno.

El frente común al que se enfrenta toda entidad empresarial pasa tanto por el parte laboral concerniente a los trabajadores, es decir, la responsabilidad social, la preocupación por el medio ambiente, y generar beneficios y obtener rentabilidad . Estos tres vértices de la ecuación se resuelven con constancia, seriedad y calidad, valores que estrechan los lazos entre la empresa y el entorno.

Masters a distancia relacionados